La historia de la Moda le debe mucho a las creadoras y creadores, que diseñaron ropas para vestir a las mujeres, pero también está en deuda infinita con todos aquellos que quisieron “desnudarlas”, en el sentido de darles un confort muchas veces negado por la dictatorial moda, desde Poiret que libera al género femenino del corset, Chanel que nos puso pantalones, pasando por Yves Saint Laurent que subió por primera vez unos jeans a una pasarela….Sonia Rykiel (Neuilly-sur-Seine 1930 – 25 agosto de 2016.París)  buscó durante más de cuarenta años dedicada a la Moda, exactamente eso, que las mujeres se sintieran igual de cómodas vestidas con sus prendas que desnudas, parafraseándola: “ Me he dado cuenta que la belleza está en la desnudez, busco que las mujeres que visten mis sweaters tengan la impresión de que van desnudas. La idea no es imponer los outfits, pero si, estar lo más cerca posible de que las mujeres sientan en su cuerpo la libertad del movimiento.” – Sonia Rykiel-

La libertad de Sonia Rykiel: El ” demodé” y el COLOR

El “demodé” es un concepto creado por Rykiel, que aboga porque la ropa tiene que adaptarse al cuerpo y no al contrario, tal como se había entendido hasta el momento en la moda, especialmente en la Alta Costura de Dior y Balenciaga, donde la prenda era la que mandaba, creaba el volumen etc…, y luego las personas se introducían en ellas. El “demodé” ya formará parte, no solo de la trayectoria de la diseñadora, si no que será el discurso, a partir del cual, trabajarán la mayoría de sus coetáneos, muchos de ellos también dentro del negocio del Prêt- a-Porter, además de nuevos diseñadores más experimentales y conceptuales como los japoneses de los 80 ( Isey Miyake, Rei Kawacubo..) o los posteriores belgas de los 90.

Para lograr el “demodé” usará básicamente el género de punto, muchas veces en rayas de colores lo que la convertirá para siempre en “la reina del punto”. El punto le permitía flexibilidad y confort ( tal como había sido para sus predecesoras Chanel y Elsa Schiaparelli), así como una gran libertad a la hora de combinar dibujos (intarsias) y colores. Además era económico de fabricar lo que lo hacía un producto altamente atractivo para su marca de Prêt- a- Porter.

Para RYKIEL el color también será sinónimo de seducción y de libertad, siendo pionera en utilizar el negro al final de los años POP, caracterizados por el colorismo y el uso del  color blanco.

Rykiel y los POOR BOY SWEATERS

Sonia Rykiel creará su marca de Pret-a-Porter  cuando, estando embarazada no encuentra ropa apropiada , es decir, se hace una marca para ella misma, inaugurando ya una carrera de espíritu libre e independiente. En 1968 abrirá su primera tienda en Sant –Germain-des- Prés, junto al barrio latino, escenario de la revolución juvenil de mayo. Por tanto será una de las primeras en consolidar una manera más democrática (alejada de la Alta Costura) de entender y disfrutar la Moda.

Su primer top ventas y que definirá su ADN como marca serán sus jerseys de rayas POOR BOY, denominados así por su estética casual de chico pobre. La ropa informal, urbana y divertida, está empezando a conquistar las calles y pronto también conquistará a la prensa deseosa de llenar sus páginas de juventud, el pop estaba en pleno auge, y todo debía rezumar esta estética.

El uso de sus “poor boy” por iconos de estilo de la época como Catherine Deneuve, Audrey Hepburn o Briggitte Bardot popularizaron la firma, y pronto otras firmas de Prèt- a-Porter empezarán a copiarle. Los “poor boy sweaters” se caracterizaban por su aspecto confortable y casual, por emplear generalmente rayas, y por marcar la silueta de la mujer, de una manera desafiante y por tanto muy fresca ( de hecho Rykiel recomendaba que se llevasen sin camisa debajo, lo que era una novedad y un grito de libertad).

En 1974 incorpora la idea de costuras vistas ( costuras cosidas por el exterior de la prenda) a sus famosos poor boy. Esto será muy novedoso ya que se visualiza lo que en principio debe esconderse. La aportación de canalés y posteriormente tejidos elásticos afianzará el concepto de confort de las prendas de Rykiel, convirtiéndose ya por siempre en una diseñadora considerada espontánea y atemporal.

Rykiel y el Sentido del Humor

Sonia Rykiel también será pionera en incorporar una manera entusiasta y divertida de entender la Moda. Irreverente, amante del surrealismo y de los años 30 ( su obra estará muy inspirada en la diseñadora surrealista Elsa Schiapaelli, adaptando sus famosos trampantojos en las prendas de tricot), el sentido del humor formará parte de sus prendas y también de sus campañas, muchas de ellas llenas de guiños, y juegos visuales optimistas y dinámicos.

El uso de los colores vivos en contraste con el negro ( especialmente el rosa Shoking de Schiaparelli) aportará también este positivismo, acentuado por sus prendas y looks también monocromos especialmente en rosa, amarillo y verde.

Este sentido del humor se convierte también en imagen de marca, durante toda la historia de Sonia Rykiel, y es hilo conductor tanto de sus campañas, sus desfiles o sus colaboraciones, incluyendo a la que realiza en 2009 con la multinacional sueca H &M

Rykiel: Moda y Arte

Rykiel aunó Moda con Arte y Fotografía, fue amiga de artistas y musa de la modernidad. Es muy conocida su colaboración con la fotógrafa francesa Dominique Isserman, la cual realizó sus campañas desde 1979 a 1990.

Además de diseñar ropa Sonia Rykiel escribió libros ( de hecho hizo pública su enfermedad de parkinson, a causa de la que ha fallecido, a través de un libro autobiográfico), produjo obras de teatro y se encargó de diseñar diversos vestuarios para comedias musicales.

Sonia Rykiel y el poder de la comunicación de Moda

Además de en concepto de Moda, Rykiel también fue pionera en conceptos de comunicación de moda, desde el producto hasta las campañas. Fue la primera en introducir eslóganes en las prendas, y también en filmar un fashion film a partir de un desfile de 1975. Ella fue consciente de la importancia de crear una sólida imagen de marca y de la necesidad de comunicarla, y además de sus colores, sus rayas, su optimismo, proyectará con algunos cliches (boinas, colores,mensajes, estilismos) el tan ansiado y codiciado chic parisino. Para ser una marca global hay que tener un ADN reconocible en el resto del mundo y esto lo hizo a la perfección Madame Rykiel.

Filmaciones de Sonia Rykiel que incluyen su fashion film de 1975
Campaña de la colección cápsula de  Sonia Rykiel para H&M

Sonia Rykiel : homenajes en su 40 aniversario en el mundo de la Moda

En 2008/2009 cuando se cumplían 40 años de trayectoria profesional se le rindieron varios homenajes a la diseñadora parisina. Uno fue una exposición en el museo de Les Arts Décoratifs de París, donde se expusieron 220 prendas emblemáticas desde 1968, hasta ese momento. También en dicha exposición se mostraron archivos audiovisuales de la diseñadora, como una entrevista que le realizó Andy Warhol en 1981, y numerosas fotografías realizadas entre otros por su colaboradora Dominique Issermann (autora de la fotografía de cartel)

El otro gran homenaje fue un desfile en la temporada F/W 2008 donde numerosos diseñadores de la escena internacional le rinden pleitesía, imaginando cada uno un diseño a su imagen y semejanza, o con detalles extraídos de la obra de la diseñadora. Dicho desfile además de ser un espectáculo en sí mismo resume a la perfección cómo ha interpretado el mundo de la Moda sus enseñanzas, y demuestra la importancia enorme de Rykiel para el sector, no solo en cuanto conceptos de Moda, si no como figura clave para entender la industria, ya que ha sido pionera en armar una marca global que fue independiente hasta 2009, donde se venderá el 80% de la misma al grupo inversor Fung Brands Limited.

 

Video del desfile de F/W 2008 donde múltiples diseñadores rinden homenaje a Sonia Rykiel, entre ellos J.P gaultier, Karl Lagerfeld, Dries Van Notten, Rodarte…

El Futuro: Sonia Rykiel sin Sonia Rykiel

Sonia Rykiel, a causa de su enfermedad, delegó, ya hace unos años, la dirección de la marca en su hija Nathalia, formada profesionalmente en la empresa. En el 2012 se contrata por primera vez a un director creativo ajeno a la casa, Geraldo da Conceiçao (que ya había trabajado para firmas de lujo como Yves Saint Laurent o Tom Ford). Esto será un claro símbolo en convertir a la marca en algo más global, lujoso y “trendy”. La entrada en 2014 de la diseñadora Julie de Libran, actual Directora Creativaen la casa francesa, tras abandonar su puesto de studio director de las líneas femeninas de Louis Vuitton, confirma esta estrategia.

Julie de Libran, tras unas primeras colecciones un tanto erráticas ( no obtuvo hasta la presente F/W 016017 el aval de la prensa especializada) ha trabajado el ADN de la marca, situándola en un ambiente de los bohemios años 70, donde la fundadora tuvo sus mayores éxitos, dándole este espíritu boho y vintage, que tanto gusta al público fashionista.

Además tiene de su lado al segmento de mercado más buscado en este momento: los millenials, amantes de las marcas con espíritu libertario e independiente, y del lujo accesible.

Lo que pueda pasar a partir de aquí, como todo en Moda, es  imprevisible, pero la marca tiene todo para consolidarse y seguir por el camino del éxito: Un gran ADN, un buen Staff, una gran estrategia de comunicación, una red de tiendas atractiva y un gran recuerdo de su creadora, la cual ya se ha convertido para siempre en la reina de Sant- Michel-des-Prés.

Idea y Textos: Mireia González Lara